Los pañales lavables pop-in no son distintos a los pañales desechables cuando los colocamos. Lo primero tenemos que saber es que talla tenemos que utilizar con nuestro bebé,

Tallas

Pop-in solo tiene dos tamaños, recién nacido y unitalla. Cuál tenemos que usar dependerá del peso del bebé;

Recién nacido: de 2 a 5.5 kg

Unitalla: de 3 a 16 kg

Cuando el bebé llegue a los 3 kg el pop-in unitalla puede ser que le quede algo abultado, pero en muy poco tiempo ganará peso y cuando esto suceda no tendrás que comprar más pañales, pop-in crecerá con tu bebé.

Verás que los pañales lavables pop-in se pueden ajustar de ancho y de largo/tiro. En la cintura tienes un velcro o corchetes (dependiendo de modelo) que te permite pasar de los 3 a los 16 kg, el tamaño máximo de cintura es de 57cm. En la parte frontal tienen corchetes que te permitirán alargar el tiro según el peso del bebé tal y como muestra la foto. Según crezca tu bebé tendrás que ajustar los corchetes para que esté cómodo y para evitar escapes.

 

Distintas tallas

Cambiando la posición de los corchetes y el velcro tu bebé podrá usar el mismo pañal pop-in hasta que deje totalmente de usar pañales y pase al orinal.

Hay un momento del crecimiento antes de que empiece a gatear que parece que los pañales se van a quedar pequeños. Cuando empiece a ser más activo y gatear las piernas se estilizarán más y verás que los pañales vuelven a ajustarle perfectamente.

Pop-in recién nacido

Pop-in Unitalla

Ajuste

El ajuste en los pañales lavables pop-in es el mismo que seguiríamos en un pañal desechable, nos tenemos que asegurar que no está apretado pero que al mismo tiempo no dejamos huecos en las piernas o cintura. La forma más sencilla es comprobar que podemos pasar nuestro dedo índice entre el pañal y la piel del bebé, no quedando más hueco que el de nuestro propio dedo. Este espacio nos indica que no está apretado y que también será difícil tener escapes.

La altura del pañal debe de ir por encima del ombligo, en el caso de los recién nacidos verás que la forma del pañal es de media luna evitando así tocar el ombligo para que no le roce.

Las cacas de un recién nacido son difíciles de contener, con pañal lavable o desechable. Hagamos lo que hagamos se nos va a escapar unas cuantas veces, no podemos más que hacer uso de nuestras lavadoras.

Conforme va creciendo y pasamos al pañal pop-in unitalla tenemos que comprobar que estamos usando el tamaño adecuado que nos indican los corchetes.  Sigue la tabla de pesos de la imagen para lograr un ajuste perfecto.

Es muy importante que coloquemos el pañal pop-in a la ingle y no en la pierna, si está colocado en la ingle cuando se mueva no creará huecos entre el pañal y su pierna y evitará escapes.

Pop-in tiene unas solapas internas que deben de quedar por encima del absorbente, cuando están en esta posición no permiten que la humedad suba hacia arriba, concentrando la humedad en el propio absorbente y no en la espalda o tripita del bebé. También evitan que la humedad se transfiera a la ropa del pequeño.

Comprobaciones

  • Asegúrate que no hay huecos entre las piernas y el pañal
  • Asegúrate que no se queda nada de ropa dentro del pañal, la humedad se puede transmitir a la ropa dejándola empapada.
  • Comprueba que el pañal esté en la ingle y no a la pierna.
  • Las solapas interiores del pañal están colocadas hacia abajo cubriendo el absorbente.

Quieres conocer todos nuestros modelos de pañales pop-in? Sigue el siguiente enlace

Modelos y formatos de pañales Pop-in